Skip to main content
Working from home

Gracias a la tecnología actual, trabajar desde casa nunca ha sido tan fácil. A raíz de la pandemia, el mundo está adaptando la modalidad de trabajo remoto en gran medida. El Covid-19 nos ha forzado a quedarnos en casa y a modificar la operación regular de muchos rubros y negocios. Sin embargo, hay algunos pasos que debemos seguir para que la productividad no se estanque y el rendimiento laboral no baje.

Si aún no estás acostumbrado a trabajar remotamente, puede llevarte un tiempo acostumbrarte, pero créenos es posible combinar las ventajas de trabajar desde casa y al mismo tiempo ser productivo. A continuación, te dejamos algunos consejos para que puedas adaptarte a esta nueva situación.

  • Mantén una rutina: es importante que mantengas cada cosa en su sitio. Trata de llevar una rutina que te sujete a la realidad, así podrás mantenerte motivado y productivo. Mantén tus horarios para poder equilibrar tu trabajo y la vida privada. Esfuérzate por levantarte a la misma hora y realizar las actividades que solías hacer antes de ir al trabajo (por ejemplo: hacer ejercicio, rutina de aseo personal, desayunar, etc). Además, te aconsejamos que mantengas el código de vestimenta de tu empresa, ya que tendras video llamadas inesperadas en el día.
  • Crea un ambiente de trabajo adecuado: ten un espacio adecuado, fijo, que te permita ser más fiel a tu rutina. No necesitas crear una oficina, pero intenta al menos establecer un espacio que solo uses para trabajar, así podrás concentrarte mejor en tu trabajo. En lo posible, opta por un espacio que tenga buena iluminación, ventilación y se vea bien para cuando hagas video llamadas. Adicionalmente, recomienda a las personas que viven contigo que esa es tu zona de trabajo, así respetarán este espacio y horarios laborales.
  • Mantén tus canales de comunicación abiertos: para ser productivo debes mantenerte siempre en contacto con tu equipo, esto significa tener tus canales de comunicación abiertos y asistir a tus reuniones remotas. Es bueno que tu cámara de video esté prendida, así podrás ver a tus compañeros de trabajo y tendrás un contacto más cercano con ellos, al inicio de cada reunión dedica unos minutos a preguntarles cómo están. Las herramientas más utilizadas para este tipo de reuniones son Slack, Skype, G-Meet, Zoom, entre otras. Además, te aconsejamos tener siempre a la mano papel y lápiz para apuntes, además de verificar que tu conexión a internet sea estable.

Ahora que tus clientes y compañeros de trabajo no pueden verte en persona, es muy importante que tu comunicación sea muy proactiva, rápida y eficiente para compensar el distanciamiento con un alto nivel de confianza.

  • Toma descansos cortos durante el día: tomar descansos de vez en cuando es saludable, incluso cuando trabajas remotamente. Sabemos que tu calendario puede estar lleno de tareas, llamadas y  reuniones, pero también debes incluir descansos programados. Por ejemplo, un descanso saludable puede ser servirte un café, salir al jardín a respirar aire fresco, hacer ejercicios de respiración, estiramientos, despejar la mente leyendo una noticia o un artículo sobre el tema que te interesa, etc. Recuerda que tu salud física y mental determinan tu capacidad de ser productivo, así que no dejes de lado ninguna de las dos.
  • Sigue trabajando en equipo: mantén el contacto y la coordinación con el resto de tu equipo. La comunicación debe ser fluida y directa con un buen intercambio de información y de buenas prácticas para conseguir un trabajo productivo. Para ello, apóyate en los canales de comunicación que utilizas normalmente o en los que se hayan habilitado para una ocasión específica.

Los chats de comunicación internos, como Slack, Teams o Skype, son las herramientas ideales para asegurar el flujo de comunicación con el resto de tu equipo, ya que cuenta con un servicio de mensajería, intercambio de archivos, búsqueda avanzada y un sinfín de integraciones.

Recuerda, si estás trabajando remotamente, intenta ser disciplinado y mantener una actitud positiva. Esperamos que estos tips te hayan ayudado a encontrar una ventaja competitiva, aprovechando la comodidad y la eficiencia de una oficina en casa.