on 27 Dec 2019 11:32 AM
  • Silicon Valley
  • desarrollo tecnológico
  • centro tecnológico
  • AssureSoft
  • Ciudad inteligente
  • rápido crecimiento
  • internet de las cosas

Anteriormente, Silicon Valley era el centro de todos los centros tecnológicos. Ahí se desarrollaron empresas como HP, IBM, eBay, Google, Facebook, Apple, Oracle, y muchas más que comenzaron con proyectos pequeños dentro de un garaje y cambiaron la vida de millones de personas. La consolidación de las empresas de tecnología en la zona fue debido a que en gran medida importantes universidades se encuentran cerca, y en el rubro tecnológico se necesita nuevos talentos constantemente.

Hoy en día, muchos países han buscado replicar y desarrollar su propio Silicon Valley y en la actualidad son la cuna de importantes startups.

Tech Hub

Un Tech Hub o centro tecnológico es un entorno único donde se promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas y la sociedad en general. Debido a esto, las empresas mejoran sus ventas gracias a la investigación, desarrollo e innovación aportada por los centros tecnológicos con los que trabajan.

Sin embargo, hay una serie de criterios que deben cumplirse antes de que un lugar pueda considerarse un centro tecnológico. Por ejemplo, se necesita una concentración de mentes brillantes, para potenciar el aspecto técnico y creativo, de igual manera mucho talento y buenas ideas de inversión en un solo lugar. Además de tener una infraestructura de vanguardia, que incluye conexiones a Internet de alta velocidad.

Los centros tecnológicos atraen nuevos talentos, empleo, e inversiones extranjeras en una región. Además de fomentar una cultura de colaboración que será fundamental para el futuro de las empresas y la economía.

Ciudades inteligentes

Por otro lado, una ciudad inteligente es cualquier ciudad que hace uso de los avances tecnológicos e innovación para mejorar la calidad de vida y promover el desarrollo sostenible de sus habitantes. Esto hace referencia al transporte, la conectividad, la energía y otros.

Vivir en una ciudad inteligente tiene muchos beneficios para la sociedad, ya que cada vez debemos tomar decisiones más rápido en diferentes ámbitos como el económico, social, ambiental, etc. Y estas decisiones deben tomarse a partir de información evidente y no así de estimaciones. De lo contrario, las acciones de los gobiernos como de la ciudadanía se retrasan generando insatisfacción y mayor probabilidad de error.

Las ciudades inteligentes resuelven problemas de rápido crecimiento, mejorando la calidad de vida de sus habitantes y generando alianzas entre lo público y lo privado. Ya que aspectos como la movilidad, seguridad, salud pública, urbanismo, energía, servicios públicos, pueden ser mejorados. Estas ciudades funcionan 24 horas al día y están completamente basadas en datos, internet de las cosas, infraestructura, servicio en la nube y otros.

Las ciudades inteligentes y los centros de tecnología se están construyendo hoy en diferentes lugares del mundo y el desarrollo de software está ayudando a crear las bases digitales para hacerlas posibles.

Para concluir, te dejamos un de las frases más célebres del ingeniero eléctrico y físico Dennis Gabor, “no podemos predecir el futuro, pero podemos inventarlo”.