on 17 Sep 2019 11:11 AM
  • Pensamiento Agile
  • Proyectos Agile
  • Industria de Software
  • AssureSoft

En la actualidad, las empresas apuestan por métodos de trabajo distintos que les permitan trabajar en un entorno más dinámico, cómodo y eficaz. Agile es una palabra muy utilizada en la industria de la tecnología ya que describe una filosofía alternativa de gestión de proyectos. 

¿QUÉ ES EL PENSAMIENTO AGILE?

Cuando hablamos de pensamiento agile, nos referimos a un conjunto de valores y principios que son beneficiosas para la empresa, el equipo, el cliente y el producto. Originalmente, este pensamiento fue desarrollado dentro de la industria del software ya que agiliza y mejora el proceso de desarrollo de nuevas aplicaciones, fomentando la resolución de problemas oportunos, e involucrando a las partes interesadas en el proceso lo más pronto posible.

En esta filosofía los proyectos están separados por pequeños intervalos que presentan resultados rápidos y graduales, proporcionando una frecuente retroalimentación que mantiene al proyecto en el camino correcto y que maximiza el valor de lo que se entrega. Los proyectos ágiles tienen más énfasis en producir valor y utilizar poca documentación.

Sin una mentalidad agile, el viaje para manejar un proyecto agile probablemente sea más difícil y problemático. En cambio, si desarrollas el pensamiento, todo va tener más sentido.

Ser agile es interiorizarse e incorporar los valores y principios en la manera de pensar y en los comportamientos, este pensamiento debe estar en todas las acciones que se vayan a ejecutar en el equipo. Recuerda que la metodología que elijas determinará si estas siendo agile o no. 

LOS VALORES DE AGILE

La aparición del pensamiento agile estuvo marcada por la publicación del famoso manifiesto agile, que tiene los valores de este pensamiento de gestión de proyectos.

  • Individuos e interacción por encima de procesos y herramientas.
  • Software funcionando por encima de la documentación extensiva.
  • Colaboración con el cliente antes que negociar contrataciones.
  • Responder al cambio por encima de seguir un nuevo plan.

Es importante recalcar que, para vivir la agilidad, primero debes trabajar en la mentalidad ágil, por lo que debes conocer los valores, vivirlos e incentivar a que los demás los vivan para que sean parte de tu trabajo diario.

BENEFICIOS DE ADOPTAR EL PENSAMIENTO AGILE

Los beneficios del pensamiento agile pueden variar de una organización a otra y de un proyecto a otro, sin embargo, destacamos algunos de los beneficios más comunes. 

  • Adaptabilidad: La metodología agile se basa en la capacidad de adaptarse a lo impredecible. Ágil ofrece un enfoque alternativo para que las empresas gestionen sus proyectos.
  • Uso eficiente de recursos: En el pensamiento agile los ajustes al proyecto se identifican a medida que el mismo se va desarrolla, esto gracias a la constante retroalimentación del cliente y el equipo. Esta mentalidad va tener mayor eficiencia en cuanto al valor, uso de esfuerzos y tiempo, reduciendo los costos como un efecto secundario.
  • Satisfacción del cliente: Continuamente el cliente recibe entregables de valor que están alineados a sus necesidades, lo que permite ver los constantes avances. El progreso de desarrollo tiene una gran visibilidad y flexibilidad de cambio.
  • Agilidad organizativa: Tener la capacidad para renovarse, adaptarse, cambiar rápidamente y tener éxito en un ambiente incierto. Con una mentalidad ágil, los equipos pueden adaptarse rápidamente a las necesidades cambiantes del mercado, responder a los comentarios de los clientes y ofrecer valor empresarial.

Esperamos que este artículo te haya sido útil, te invitamos a seguir nuestro blog:

https://www.assuresoft.com/blog